El Rey de España pide apoyo a los grandes grupos

Don Juan Carlos se reúne con el Consejo Empresarial para la Competitividad para reclamar a las empresas que “arrimen el hombro para crear empleo”

El Monarca preguntó a cada empresario su opinión sobre la situación económica Montoro ha pedido reunirse mañana para explicarles los Presupuestos

“Os pido que arriméis el hombro para crear empleo porque la situación es muy seria”. La crisis y el alto índice de paro, sobre todo juvenil, tienen obsesionado al rey Juan Carlos, que en los últimos meses ha volcado su agenda en la economía y en conocer impresiones de sus principales protagonistas. En ese sentido, el pasado martes se puso muy circunspecto y lanzó este mensaje a los miembros del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), un escogido grupo en el que figuran 17 de las empresas más importantes del país.

El encuentro, que se produjo por iniciativa de la Casa del Rey, responde a esa preocupación y la búsqueda de soluciones para mejorar la competitividad y el empleo. La reunión duró dos horas y media. El Monarca se incorporó a la reunión mensual del consejo, acompañado por Rafael Spottorno, jefe de la Casa del Rey, para luego presidir un almuerzo en el que tuvo sentados a su lado a los presidentes del Banco Santander, Emilio
Botín,y del BBVA, Francisco González, y en frente al anfitrión, como presidente del CEC y de Telefónica, César Alierta.

Antes de pasar al comedor, este tomó la palabra para explicar las funciones y objetivos del lobby empresarial. Luego, en el almuerzo, don Juan Carlos expuso las razones que le habían llevado a solicitar el encuentro. A raíz de ahí, quiso conocer de boca de los empresarios las perspectivas que manejan sus empresas y la evolución que, a su juicio, se prevé para el empleo. El Rey fue preguntando a cada uno sus impresiones y pidió a la  organización que le envíe los informes que vaya haciendo.

El jefe del Estado considera que la aportación que pueden hacer estas empresas, tanto en España como en el exterior, por su expansión, es muy alta. Con excepción de El Corte Inglés, Mercadona y La Caixa, todas tienen una red muy amplia fuera. La internacionalización de la empresa española, y así lo apuntó, es un factor principal para crear riqueza y ganar competitividad. La implantación de las grandes empresas en el exterior constituye un motor básico para arrastrar a las pequeñas y medianas, que pueden beneficiarse de las grandes para lograr contratos a su socaire. Destacó especialmente la fuerte presencia en Latinoamérica y el potencial que representa un mercado de 500 millones de habitantes.

El discurso ante el CEC está en línea con el que ya ha enviado a los agentes sociales (patronal y sindicatos), con los que se ha reunido por separado en las últimas semanas. También coincide con el que dio recientemente en una alocución en La Caixa y el intercambiado con empresarios en privado, alguno de ellos miembros de este selecto club, como Alierta, Botín, González o Isidro Fainé, presidente de La Caixa.

La preponderancia que ha dado el Monarca viene a consagrar el peso que ha logrado el CEC en su corta andadura y explica la elección de la Casa Real como interlocutor, al margen de la patronal CEOE. Las empresas que lo forman —en su creación quedaron algunas grandes fuera, seguramente por considerar sus creadores que estaban controladas por capital extranjero o por otras razones de difícil explicación, por ejemplo Endesa en el primer caso o la constructora FCC en el segundo— suman un alto porcentaje del PIB nacional y es evidente que su influencia es notable. La mayoría son multinacionales y pertenecientes a sectores estratégicos.

Su actividad es de corriente continua. Se reúne una vez al mes, con participación muy entusiasta, como demuestra que raramente falla alguno de los presidentes (en la reunión con el Rey faltó Antonio Brufau, presidente de Repsol, que tenía algunos asuntos que arreglar en Argentina). La elaboración de documentos se ha convertido en una referencia. Quizá el más importante fue el denominado Fortalezas y perspectivas de la economía española, publicado en julio de 2011 con el objetivo de influir en los programas gubernamentales. Sus opiniones son cada vez más solicitadas. En la anterior legislatura se reunieron una vez con la ministra de Economía, Elena Salgado, y en esta, con los ministros de Economía, Luis de Guindos, y de Hacienda, Cristóbal Montoro, que precisamente les ha pedido otra reunión mañana, lunes, para explicarles los Presupuestos.

Por Miguel Ángel Noceda. Copyright El País

Anuncios
Esta entrada fue publicada en News y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s