Deja Dionisio la UdeM… por la UR

El empresario Dionisio Garza Medina dejó ayer la presidencia del Consejo Ejecutivo de la UDEM, cargo que ocupó por 13 años, pero no dejará el ambiente universitario, pues negocia  su participación en la Universidad Regiomontana.  El ex presidente del Grupo Alfa aclaró, sin embargo, que sale de la presidencia, pero no del Consejo General de la universidad.

Al frente del Consejo de la UDEM quedó el también empresario Víctor Zorrilla Vargas, consejero ejecutivo de la institución desde 1998.

Tras el relevo, Garza Medina aceptó que hay un proceso para adquirir la mayoría accionaria en la Universidad Regiomontana.  “Hay un proceso donde estoy considerando lo de la UR”, expresó. “Es un proceso que está caminando, no hay nada convenido, ni cerrado, ni acordado, lo que sí les quiero decir es que es un proceso real.  También en estos procesos hay pláticas y convenios de confidencialidad”, añadió.  “Eso todavía no se cierra, no se negocian las cosas finales, el proceso está y yo me comprometo a que puedo hablar con ustedes (los medios) cuando sea prudente, pero ahorita realmente no hay nada amarrado”.

EL NORTE publicó el 30 de marzo que, de acuerdo con diferentes fuentes, Cemex saldría de la UR y Garza Medina obtendría el control del grupo de accionistas.

Garza Medina dijo ayer que hace un año compartió con los miembros del Consejo Ejecutivo de la UDEM la necesidad de iniciar un proceso de sucesión que permitiría a la organización renovarse.  “A partir de ahí y conforme a nuestros estatutos”, explicó, “elegimos al ingeniero Víctor Zorrilla Vargas como nuevo presidente del Consejo, que iniciará funciones a partir de hoy (ayer)”.

Zorrilla, ex presidente de Ccinlac, será el quinto presidente del Consejo en la historia de la UDEM.  Según los estatutos de la institución, puede permanecer en el cargo hasta cinco años con opción a ser reelecto.

Con Garza Medina al frente, la UDEM tuvo logros académicos y de infraestructura, como el incremento de matrícula, fomento a la investigación, crecimiento de instalaciones físicas y obtención de acreditaciones académicas internacionales.

“En resumen es que la universidad, gracias al apoyo de toda la comunidad y los muchos donantes, se logró hacer un campus bastante agradable”, dijo Garza Medina.  “Dos, se trabajó muy fuerte en la mejora académica de la universidad”, añadió, “y, tres, los programas de desarrollo integral crecieron importantemente y por eso ahora hay una Vicerrectoría específica de desarrollo integral”.

Por Andrea Menchaca. Copyright © El Norte

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s